Noticias

Se calcula que en nuestro país fallecen aproximadamente 280 personas al día por problemas relacionados con enfermedades cardiovasculares. Los infartos de miocardio se producen cuando una acumulación de grasa y colesterol forma una placa en las arterias que bloquea el flujo de sangre que va al corazón.

Por suerte, existen señales a las que se puede estar atentos para detectar un ataque cardíaco:

  Molestia en el pecho: suele presentarse como una presión incómoda o dolor en el centro del pecho que puede durar unos pocos minutos, o aparecer y desaparecer de forma alternada. 

  Molestias en otras zonas del tronco superior: ya sea en un brazo o en ambos, en la espalda, el cuello, la mandíbula o el estómago.

 Falta de aire: esta sensación suele presentarse con mayor asiduidad en las mujeres y estar acompañada de otros síntomas como sudor frío, náuseas, vómitos y mareos, dolor en la espalda o en la mandíbula.


La mejor forma de prevenir la enfermedad cardiovascular y reducir el riesgo de padecer un infarto es llevando un estilo de vida saludable que incluya una dieta equilibrada con alimentos bajos en grasas saturadas y sodio, un buen descanso de entre 7 y 9 horas diarias, y la práctica de actividad física en forma regular que ayude a mantener un peso equilibrado. Además, se deben evitar el consumo de alcohol y tabaco, y disminuir las tensiones innecesarias y el estrés.