Noticias

Si bien su nombre podría asociarse a connotaciones positivas, el síndrome del “corazón en vacaciones” es un peligroso trastorno cardíaco que suele presentarse especialmente entre personas jóvenes y saludables durante los meses veraniegos como consecuencia de la ingesta excesiva de alcohol. 

De hecho, un estudio científico llevado a cabo por la universidad estadounidense de Duke y denominado “Vacaciones como un factor de riesgo de muerte” demostró que los días de Navidad y Año Nuevo se produce un aumento significativo de las muertes producidas por fallos cardíacos relacionados con el consumo extraordinario de bebidas alcohólicas.

Sin embargo, el síndrome del corazón en vacaciones suele darse mayormente en jóvenes que durante el verano tienden a participar de fiestas y reuniones en donde abunda el alcohol, una sustancia que, en exceso, puede resultar tóxica para el corazón debido a que produce la liberación de adrenalina y noradrenalina, sendas hormonas que aceleran el ritmo cardíaco.

Los síntomas del síndrome del “corazón en vacaciones” pueden incluir:

· Arritmias (palpitaciones irregulares)

· Falta de aire

· Vahídos o mareos

Ante la presencia de cualquiera de estas señales, se recomienda solicitar ayuda y consejo médico, aunque lo más común es que disminuyan tan pronto como el alcohol se metabolice y sea eliminado del organismo.

Para que esta afección no perjudique los días del año reservados al descanso, es importante ser consciente de que los excesos de cualquier clase no son positivos para la salud.