Noticias

Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Tsukuba, en Japón, y publicado en la revista científica BMJ Open, ha revelado que las parejas de quienes padecen enfermedades como hipertensión, diabetes y colesterol alto tienen un mayor riesgo de desarrollar estas enfermedades. 

La hipertensión, la diabetes y el colesterol son algunos de los principales factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares y accidentes cerebrovasculares (ACV). Ante este nuevo hallazgo, los especialistas a cargo de la investigación advierten que para optimizar el tratamiento individual de los pacientes, los profesionales de la salud deben tener en cuenta no solo la historia clínica familiar, sino también la de los cónyuges. 

Para realizar el estudio, los investigadores llevaron a cabo un análisis transversal de 86.941 parejas casadas mayores de 40 años en todo Japón. Además, tomaron en cuenta datos relevantes como el lugar de residencia, el nivel educativo y de acceso a la salud, la edad y los hábitos de vida para determinar el grado de concordancia entre las parejas.

Los resultados evidenciaron que las parejas de quienes recibían tratamiento para la hipertensión, la diabetes y el colesterol tenían significativamente más probabilidades de acabar recibiendo terapia para las mismas enfermedades que sus cónyuges. Esto se debe a la tendencia a compartir preferencias y patrones de alimentación, actividad física y niveles de consumo de tabaco y alcohol. 

Por eso, los expertos creen que para mejorar el tratamiento de pacientes con estos factores de riesgo es importante intervenir a todo el núcleo familiar, para reducir el riesgo cambiando los hábitos diarios y lograr que los pacientes aprecien su propia influencia sobre los patrones de salud de quienes conviven con ellos.