Noticias

La angina de pecho es la manifestación física del aporte insuficiente o nulo de sangre oxigenada a una zona del corazón. Esta merma se produce como resultado del estrechamiento de las arterias debido a la aparición de placas de grasa que dificultan el paso de la sangre. La angina de pecho causa un dolor agudo o molestia en el centro del pecho y puede requerir atención médica urgente. 

La acumulación de grasa (aterosclerosis) es un proceso que se va dando a través de los años, en especial cuando se combinan factores de riesgo como tabaquismo, hipertensión arterial, diabetes, obesidad, niveles altos de colesterol, falta de actividad física y antecedentes familiares de enfermedad cardíaca. Sin embargo, no suele presentar síntomas hasta que el estrechamiento de las arterias es importante. 

El principal síntoma de la angina de pecho es una opresión, quemazón o hinchazón en el centro del pecho, en el “área de la corbata”. Esta sensación puede irradiarse también hacia la garganta, los brazos, la espalda y la mandíbula y extenderse durante 4 a 15 minutos. Suele aparecer luego de hacer ejercicio o cuando se enfrentan situaciones de estrés. Si pasados 20 minutos la molestia no cede con el reposo, los especialistas recomiendan solicitar atención médica urgente. 

Para tratar y prevenir la enfermedad y sus complicaciones es necesario controlar los factores de riesgo cardiovascular llevando una dieta saludable, haciendo ejercicio físico de forma periódica, tomando medicación (en caso de que el médico así lo indique) y manteniendo a raya el estrés. Además, se deben realizar controles periódicos con el cardiólogo que permitan reducir los episodios.