Noticias

La rapamicina es un medicamento usualmente utilizado para evitar que el cuerpo de una persona rechace un órgano trasplantado. Pero una nueva investigación llevada a cabo por la universidad estadounidense de San Antonio, en Texas, reveló que podría evitar la pérdida de memoria relacionada con la merma de flujo sanguíneo en personas de edad avanzada y, de esta forma, prevenir la demencia provocada por enfermedades como el Alzhéimer.

El estudio se realizó en un grupo de roedores a los que se les administraron dosis bajas de rapamicina durante 15 meses. Como resultado, su circulación sanguínea cerebral se mantuvo exactamente igual que al comenzar el tratamiento, a pesar de su envejecimiento. Las ratas que no recibieron la medicación, en cambio, presentaron valores de pérdida del flujo sanguíneo y del rendimiento de la memoria similares al que puede verse en las personas mayores.

El envejecimiento es el principal factor de riesgo de la demencia, por lo que los especialistas creen que este fármaco podría ayudar a preservar la integridad de la circulación cerebral en seres humanos y ya están estudiando la seguridad del medicamento en personas con deterioro cognitivo leve.