Casos

Se presenta el caso de un paciente masculino de 60 años de edad con HTA, tabaquismo y diabetes insulino-requiriente.
El paciente sufre de una Isquemia crónica crítica en miembro inferior izquierdo con dolor de reposo.
Presenta ulceras en segundo y tercer dedos y antepié (clasificación WIfI 122).
Se le realizó una Revascularización de la arteria tibial anterior con técnica de piercing.
Estrategia:
  • Acceso anterógrado por punción de arteria femoral común izquierda.
  • Introductor 5 Fr.
  • Recanalización de ambas arterias tibiales por vía anterógrada.
  • Catéter de soporte CXI de Cook 2.6 Fr.
  • Guías V-14 y V-18 de Boston Scientific.
  • Angioplastia con balón (PTA).
A continuación, se logra cruzar la oclusión de la arteria tibial anterior con una guía V-18 pero no fue posible progresar el catéter de soporte hasta la arteria pedia para hacer el cambio por una guía 0.014” y realizar angioplastia con balón.
Técnica de “piercing” con aguja de 18G para fracturar el calcio arterial de forma percutánea y posibilitar el avance del catéter de soporte.
Luego de 30 días del procedimiento el paciente se encuentra sin dolor y con curación progresiva de las lesiones tróficas.
El “piercing” es una técnica extrema, factible y segura que se utiliza para fracturar el calcio arterial de forma percutánea y así lograr el avance de un catéter o de un balón para la revascularización en pacientes con alto riesgo de amputación.