Prensa

En medio de este contexto, escuchar historias como la de José Martínez nos llena de orgullo y hace que redoblemos los esfuerzos para seguir cuidando y atendiendo cada vez más a quienes nos eligen.





Pacientes agradecidos